Si has ido a comer a un restaurante de comida casera en Alcobendas, es muy probable que hayas tomado paella en alguna ocasión. A este plato tan español no siempre le damos la importancia que tiene, especialmente si nos paramos a pensar cuál es su valor nutricional.

Un plato de paella de marisco te aporta 340 calorías, siete gramos de grasas insaturadas (las que bajan el colesterol malo), un 15 % de carbohidratos (para que tengas energía), un 41 % de proteína (esencial para tus músculos) y un 19 % de potasio (básico para calmar la fatiga muscular).

En un restaurante comida casera en Alcobendas en el que pidas paella también estarás consiguiendo ingerir minerales como el fósforo (básico para tu cerebro), el magnesio (que facilita el movimiento de tus articulaciones), el zinc (que ayuda al correcto crecimiento del pelo y de las uñas) y el selenio (de vital importancia para mejorar el metabolismo).

Igualmente, ingerirás una interesante cantidad de omega 3 y omega 6, ambos se encargan de limpiar las arterias de colesterol. Además, la paella aporta vitamina A y antioxidantes (procedentes de la verdura usada para el sofrito). Podría afirmarse que un plato de paella contiene, prácticamente, todos los nutrientes que necesita el organismo para afrontar una jornada sin problemas.

En La Espiga de Oro nunca falta la paella en nuestro menú. Si quieres probarla, solo tienes que reservar ya tu mesa. Ahora que conoces sus propiedades, seguro que te resulta mucho más fácil pedirte un plato y probar nuestra receta. Apostamos por la cocina casera y por hacer una paella con el mimo necesario para que cada cucharada tenga ese sabor de siempre que tanto te gusta. No dudes en venir a nuestro establecimiento para probar también otras opciones de nuestro menú. Seguro que te sorprendemos con la alta calidad de nuestros platos.